Bóxer

Se considera que esta raza proviene de Alemania y de una parte de Bélgica pero realmente hay disconformidad de opiniones y no se sabe con exactitud. Lo que si se conoce es que los perros bóxer se han utilizado en la caza mayor como del jabalí y también como cuidador de ganado.

El bóxer lleva sangre y genes del gran danés y el bulldog.

Rasgos físicos del bóxer

El perro de raza bóxer es de tamaño grande, su altura mínima es de 55 cm y el peso 25 kg en las hembras y como máximo 64 cm y 30 kg como máximo en los machos. Le distingue su musculatura y cuerpo atlético. Tiene un cuerpo de forma cuadrada. Su espalda está relativamente inclinada hacia atrás. Camina de forma firma y elegante.

Su cabeza es de gran tamaño, sus ojos de color marrón y quizás lo que más destaque es su nariz que está más alta que el hocico y es muy característica de la raza. Tiene una mandíbula fuerte y prominente dándole un aspecto de “cara de pocos amigos”.

Su cuerpo está cubierto de un pelo corto y lustroso. El color puede ser diverso: castaño, gris atigrado. Las tonalidades más oscuras llegando a castaño rojizo son los más apreciados pero, los de colores claros son muy bonitos. Pueden lucir manchas blancas en la parte inferior del cuerpo pero no puede exceder la tercera parte del total pues se considera una falta. El bóxer de color blanco completo no puede presentarse a competir desde 1925.

Aunque en sus inicios el blanco era su color, por ser un perro muy utilizado por la policía se fue modificando este color para que pudieran camuflarse mejor.

Para que el aspecto de la raza de perros bóxer sea el deseado debe de llevar la cola y las orejas cortadas.

La longevidad del bóxer es de 10 a 13 años.

Las camadas normalmente suelen ser de 5 o 6 cachorros pero, no sorprendería que llegaran hasta 15.

Personalidad del bóxer

Esta raza de perros de manera innata es juguetona, curiosa y suelen presentarse desconfiados pero son muy tranquilos y nada agresivos. Es muy sencillo entrenarlos para que sean muy buenos guardianes siempre alerta, ya que son muy valientes y no se sienten temerosos ante ninguna amenaza. Son muy adaptables y una raza de las más populares, equilibradas y afectuosas por su inteligencia. Son muy familiares y fieles, estarían  dispuestos a dar la vida, si fuese necesario, por sus dueños. Son adquiridos en muchos casos como perros de defensa. Suelen tener un temperamento inquieto pues les encanta jugar y llamar la atención.

El bóxer como mascota

Si estás buscando un perro como mascota, el bóxer sería una excelente elección. Su carácter adaptable va a permitir que sea apropiado para vivir dentro de la casa aunque necesite de largas salidas para que se desfogue  y realice ejercicio. Su pelo permite que pueda estar cómodo en diversidad de temperaturas y además no tendrás que preocuparte  de los cortes y cepillados constantes. Sus cuidados son simples y no necesita de nada especial únicamente educación y disciplina desde cachorro.

Posibles enfermedades e inconvenientes del bóxer

Es una raza sana y fuerte pero algunos perros de la raza bóxer pueden padecer problemas en el sistema digestivo, nada grave pero, es importante conocerlos, pues tienen tendencia a la aparición de ulceras en la boca, vomitan fácilmente y lo más molesto es que sacan demasiado la lengua por lo manchan todo con saliva.

El bóxer blanco padece una enfermedad congénita relacionada con su color, es la sordera que una vez se ha descubierto se están haciendo todos los esfuerzos por solucionarlo.